Vida y Salud: ¿Cómo saber si tengo sida? Conoce los principales síntomas

Tener en la mente esta incógnita no es un momento fácil en la vida. Es de mucho valor entender que las personas con VIH/SIDA pueden continuar con sus vidas a pesar de poseer una afección como esta. Con los cuidados necesarios y la información a la mano. Saber que cuentan con amigos, familiares y su pareja ayuda a pasar por el proceso y el shock inicial.

Los síntomas, las maneras de prevenirlo y como tratarlo son tan importantes como el primer momento en que nos sentamos y nos preguntarnos: ¿Cómo puedo saber si tengo SIDA?

Vida y Salud: ¿Cómo saber si tengo sida? Conoce los principales síntomas

¿Cómo saber si tengo sida?

Existen signos particulares que pueden avisarte que tienes SIDA en un grado algo avanzado. Es un poco complicado detectarlo en las primeras etapas si no tienes pistas porque las señales son muy leves.

Gracias a ciertos tratamientos, medicamentos y hábitos de vida saludables permitirán a las personas con VIH mantenerse sanos y aumentar sus años de vida.

Para ello, primero debemos tener en cuenta los como prevenir, y, en los peores casos, cuales síntomas se presentan en las diferentes etapas.

Síntomas

El gran problema del VIH es que los síntomas pueden tardar mucho en aparecer. A veces no se descubre que se porta el virus hasta que pasan décadas del momento de la adquisición, sobre todo si el paciente toma medicamentos antivirales regularmente.

Es por ello que es importante que se realicen pruebas de ITS y ETS periódicas una vez se comienza la experiencia sexual.

Durante el primer mes después de contraer el virus, se puede mostrar un malestar general y algo de fiebre, casi como si fuera un resfriado. Esto ocurre porque el VIH busca de concentrarse en tu organismo para poder ser retransmitido. Estas dolencias suelen desaparecer pronto y no se perciben durante un largo tiempo.

Las señales más avanzadas, por otro lado, están relacionadas con infecciones y problemas que respecten al sistema inmune, lo que incluye:

  • Dolores de garganta y de cabeza.
  • Infecciones graves frecuentes.
  • Sentir ahogos o como que falta el aire.
  • Marcas violáceas y erupciones en la boca o alrededor del cuerpo.
  • Tos seca grave.
  • Cansancio, mareo, pérdida de peso, aturdimiento y adormecimiento de los miembros muy persistentes.
  • Desarrollo frecuente de hematomas y una cicatrización extremadamente lenta.
  • Fiebre, diarrea y sudores fríos persistentes.
  • Sangrado por la boca, la nariz o los órganos sexuales.
  • Incapacidad para moverse y pérdida en el control que se tiene sobre los músculos.

Causas

tienes-vih

El VIH tiene varias formas de trasmisión, pero no se conoce una causa real para la existencia del virus. Al igual que otros muchos en la historia de la humanidad, se dice es más antiguo de lo que se tiene registro, a pesar de que su mayor brote en la historia comenzara en el Siglo XX.

Se puede contraer de estas diferentes formas:

  • Por tener relaciones sexuales. Una pareja infectada puede pasar el virus durante el acto a través de la sangre, el semen o los fluidos vaginales que ingresen al cuerpo, a través de penetración o cualquier corte o llaga que haya en el cuerpo.
  • Por transfusiones de sangre. Esta forma de transmisión es muy poco probable, ya que los avances médicos (sobre todo en países desarrollados) ha permitido descartar muestras de personas portadoras del VIH, y a su vez diagnosticar prontamente.
  • Por compartir jeringas. Utilizar las mismas herramientas intravenosas que alguien infectado pone en riesgo tu salud. Más allá del VIH, podrías adquirir otras infecciones, como la hepatitis.
  • Por el embarazo. Cualquier madre portadora es capaz de transmitir el virus al infante. Tomar tratamientos durante el embarazo reduce en gran medida el riesgo de contagio al feto.
  • Por la leche materna. Un lactante tiene muchas posibilidades de contagio, ya que el bebé puede lastimar la mama y tragar sangre en consecuencia.

El VIH no puede ser transmitido vía salival o por simple tacto. Es decir, dar un beso, compartir bebidas o alimentos, usar los mismos utensilios, abrazos, estornudos o incluso dar la mano, todas estas acciones no constituyen ninguna posibilidad de transmisión.

¿Qué es el sida?

SIDA son las siglas que representan al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, causada por el VIH o Virus de Inmunodeficiencia Humana.

El VIH es un virus que se trasmite de una persona a otra. Este destruye células necesarias para el funcionamiento del sistema inmunitario, comúnmente denominadas células CD4 o T, que son las que crean y transportan los agentes que protegen el organismo de infecciones. Vida y Salud: ¿Cómo saber si tengo sida? Conoce los principales síntomas

Cuando una persona contrae el VIH y como consecuencia desarrolla SIDA, es vulnerable frente a enfermedades e infecciones, debido a que el cuerpo pierde su mecanismo de defensa, y esto, en el peor de los casos, puede conducir a la muerte del paciente.

En Estados Unidos, al menos un millón de personas son portadores del VIH, y se registran de manera anual alrededor de 38.000 casos nuevos de SIDA.

Las personas con VIH no siempre desarrollan SIDA o tardan mucho tiempo en hacerlo.

La mayor parte de personas que portan el VIH no desarrollan los síntomas durante años, llegando a pasar 10 años sin sentir ninguna dolencia, por lo que es fácil que el diagnóstico se retrase.

Prevención

El VIH se contagia de varias formas: por intercambios o contacto con la sangre de un infectado, o a través de secreciones sexuales (véase semen y fluidos vaginales) durante relaciones íntimas.

La mayoría de las personas adquieren VIH de estas dos formas, aunque también puede pasarse a través de la leche materna o la placenta cuando una mujer es madre.

Vida y Salud: ¿Cómo saber si tengo sida? Conoce los principales síntomasLa mejor forma de prevenir el VIH y las distintas ITS y ETS es utilizando preservativos. Esto disminuye abismalmente el riesgo de contagio.

Incluso así, se han catalogado diversas actividades durante el acto sexual que no ponen en riesgo tu salud (es decir, no se han visto casos de trasmisión por estas vías), como lo recurrir a la masturbación, los besos, el sexo oral con preservativo o barrera bucal de látex, el uso de juguetes desinfectados y el sexo anal o vaginal con preservativo.

Por el contrario, las actividades de alto riesgo son las siguientes: sexo anal y vaginal sin preservativo, relaciones con alguien que tenga llagas o cortes en la piel en donde pueda traspasarse el semen, la sangre o los flujos vaginales y relaciones con personas con herpes y otras ITS o ETS.

Tratamiento

Pese a los esfuerzos de la comunidad médica y científica, aún no se ha encontrado una cura que pueda ser aplicada a la mayor parte de la población de forma efectiva. Aun con este predicamento, se han creado tratamientos que le permiten a los infectados con VIH llevar vidas plenas y largas.

El principal tratamiento es el TARV o tratamiento antrirretroviral, que se distribuye como una combinación de medicinas que reduce la concentración del virus en la sangre, disminuyendo los síntomas y el riesgo de contagio.

Esto puede incluso llevar la cantidad de VIH en el cuerpo a un punto en que no se percibe en las pruebas estándares de sangre, que es cuando se considera que el virus no se puede contagiar a otros individuos de forma sexual, y se le llama “indetectable”.tratamientos.vhi

Claro, eso no significa que el virus desaparezca, por lo que lo conveniente es que no detengas el tratamiento. La cantidad del VIH en la sangre puede volver a aumentar en cualquier momento, por lo que recomendamos que hables muy claramente con tu doctor o enfermero de confianza.

Alimentarte correctamente, dormir lo necesario, practicar deportes, desarrollar estrategias de control emocional y evitar los vicios (alcohol, cigarrillo, drogas, etcétera) son hábitos que ayudarán a mantenerte en una favorable condición de salud que mejorará el efecto del tratamiento y la espectativa de vida.

Vivir con VIH

Es muy importante que además de dedicarte a tu tratamiento, cuides mucho tu salud mental. Hay diversos grupos de apoyo, consejeros y terapeutas que pueden ayudarte a lidiar con tu situación. Desde darte herramientas para manejar momentos de ansiedad hasta el como tocar el tema con tus allegados, siempre es bueno tener orientación y apoyo.

Puedes asistir a un psicólogo no especializado en VIH, ya que cualquier profesional licenciado en esta área puede ayudarte con problemas emocionales.

Hablar puede aliviar tu malestar. Es urgente que discutas con tu pareja o parejas sexuales la situación en la que te encuentras. Algunos métodos para que sepas darte a entender son:

  • Entender que no estás solo. Alrededor del mundo millones de personas portan el VIH, pero eso no significa que dejen de ser humanos por eso. Es una condición de salud que debes tratar, pero nada más.como-saber-si-tienes-vhi
  • Aléjate de los mitos. Esto fue lo que en el pasado causó tanta discriminación a un colectivo que necesita comprensión. Es por ello que es recomendable que leas estudios y sepas contestar las dudas que tus más cercanos puedan tener.
  • Ten relaciones seguras. No solo relaciones sexuales; si no estás seguro o segura de que tu pareja comprenda y el conflicto no pase a mayores, acude a servicios de violencia doméstica tan pronto como sea posible.
  • Busca el mejor momento. Es una conversación que debes tener muy seriamente, por lo que lo ideal es que consigas un lugar donde puedas conversar tranquila y cómodamente con la otra persona.
  • No repartas culpas. Puede que tú o tu pareja haya salido positivo en la prueba, pero eso no significa que haya infidelidades o mentiras de por medio. Muchas personas tardan en enterarse de que poseen el virus.

¿Qué es PrEP?

La PrEP (abreviación de Profilaxis Pre-Exposición) es una píldora de administración diaria que permite prevenir el VIH. Si no has contraído el virus, consumir esta píldora reduce exponencialmente las probabilidades de infectarte vía sexual en un 90%, y por el uso de jeringillas en un 70%.

A pesar de esto, el tratamiento no es adecuado para todo el mundo y se intenta usar en casos muy particulares. Estos pueden ser:

  • Para quienes no usan condones habitualmente.
  • Quienes tienen parejas con VIH o que estén en ambientes de alto riesgo de contagio del virus.
  • Quienes han sufrido alguna otra ETS recientemente, como sífilis o gonorrea.
  • Las y los trabajadores sexuales.
  • Usuarios de drogas o tratamientos intravenosos.

La PrEP no previene ETS como la gonorrea.

No debes saltar nunca una visita al médico y estas deben ser al menos cada 3 meses. En ellas debes realizarte un análisis de sangre y evaluar los efectos secundarios tanto del virus como del tratamiento.

¿Qué es PEP?

La PEP (abreviación para Profilaxis Post-Exposición) es un conjunto de píldoras que se comienzan a tomar después de haber sido expuesto a la posibilidad de un contagio de VIH, en un periodo de 72 horas. De esta forma se ataca más rápidamente la estadía del virus en el cuerpo.

Después de esa primera dosis, debes mantener el tratamiento durante al menos 28 días con una o dos dosis diarias.

Se recomienda este tratamiento en caso de que:

  • Tuvieses relaciones sexuales sin preservativo con personas portadoras durante los últimos tres días.
  • Sufriste un ataque sexual.
  • Utilizaste agujas u objetos relacionados como algodón, con una persona portadora del VIH.

Una vez finalizado el tratamiento, debes asistir a un centro médico para hacerte un análisis de VIH, y uno más tres meses después, para verificar los avances de la medicación. Está atento con tus pruebas y protégete en tus siguientes relaciones sexuales.

Si presentas síntomas como fiebre o malestar general, coméntalo a tu médico inmediatamente. Estos podrían ser síntomas de las primeras etapas del SIDA.

como-saber-si-tienes-vhi

Este no es el tipo de virus que se pueda eliminar. No hay una cura para el VIH, o al menos no una que se pueda implementar a escala masiva. Aun así, hay tratamientos que disminuyen la probabilidad de trasmisión y los síntomas al mínimo posible. Si bien no lo elimina, si ralentiza los daños que causa el virus, de forma que el portador puede mantenerse sano por muchos años.

Es por eso que debemos crear conciencia y orientar a los posibles afectados para que busquen la respuesta a tan tenebrosa pregunta ¿Cómo sé si tengo SIDA?

Evalúa este Artículo


Si te ha gustado este artículo sobre Cómo saber si tengo sida te recomendamos los siguientes artículos relacionados: