Cuídate de enfermedades: ¿Cómo saber si tengo apendicitis?

Un diagnóstico precoz en cualquier enfermedad, nos puede evitar futuras complicaciones Cuídate de enfermedades: ¿Cómo saber si tengo apendicitis?, desea ampliar la información sobre esta dolencia, léelo hasta el final.

Cómo saber si tengo apendicitis

¿Cómo saber si tengo apendicitis?

Sin duda alguna,  para tener la certeza que los síntomas mostrados corresponden a una apendicitis, es necesario asistir a una consulta clínica, esto es válido para cualquier malestar que se haga más agudo con el paso del tiempo.

El médico realizará  una entrevista de indagación, comenzando con una serie de preguntas, con la finalidad de conocer los  antecedentes  de la molestia, como:

  • ¿En qué parte siente el dolor,
  • ¿Desde cuándo presenta el dolor?
  • ¿Ha sentido el dolor en otras partes?
  • ¿Cómo es el dolor, fuerte, medio o poco?
  • ¿Cómo ha sentido alivio?
  • ¿Cuándo se incrementa el dolor?
  • ¿Ha tenido estados febriles?
  • ¿Ha tenido náuseas?
  • ¿Ha tenido alguna otra molestia?

Adicionalmente y simultáneamente puede ir realizando una exploración física, mediante la palpación, aplicando presión sobre la zona donde se siente el dolor.

También solicitará la aplicación de pruebas y procedimientos, para confirmar la situación de  apendicitis, estas pueden ser:

  • Análisis de sangre
  • Análisis de orina
  • Ecografía o tomografías abdominales

Es muy importante la  consulta con el médico general, no te auto mediques, pues podría traer complicaciones, siéntete en confianza para hacer las preguntas que te puedan generar claridad y solución a tu dolencia.

Sigue las indicaciones del especialista, en caso de ser apendicitis, es probable que se deba extraer el apéndice mediante cirugía.

SíntomasCuídate de enfermedades: ¿Cómo saber si tengo apendicitis?

La principal señal o signo del malestar de la apendicitis, es un intenso, agudo y constante dolor abdominal.

Pero también existen otras señales que no siempre son por la dolencia de nuestro tema, presentándose  en otras enfermedades como la pancreatitis:

  1. Fuerte dolor abdominal: este síntoma lo podemos confundir con otra dolencia estomacal como indigestión o sentirse lleno. Pero en caso de agravarse la apendicitis, el dolor se expande en el sistema digestivo, el abdomen se notará inflamado y pueden surgir gases, el dolor se agudizará pudiendo durar por largas horas seguidas.
  2. La sensación de náuseas y vómitos: adicionalmente con mareos sin causa aparente, muchas veces se sienten más fuertes después de un agudo dolor abdominal.
  3. Se presenta pérdida del apetito: debido a la inflamación en la zona abdominal no se sienten deseos de comer de forma habitual, desarrollando inapetencia frecuente.
  4. Presencia de estados febriles: además de escalofríos
  5. Las heces son de consistencia aguada o diarrea: acompañados de inflamación abdominal y gases, sin motivo aparente.

CausasCómo saber si tengo apendicitis

En primer lugar,   entendamos que  el apéndice es un pequeño órgano,  que se encuentra ubicado cerca del punto donde se unen el intestino delgado y el colon, entre sus características se conoce que está compuesto por  muchos ganglios, que es productor de mucosidad que se mezclan con las heces y es el único órgano del tracto intestinal que no tiene salida.

Aún en la actualidad, con tantos e  importantes adelantos científicos, se desconoce la función exacta del apéndice en el cuerpo humano.

Cuando alguno de estos ganglios se inflama o se hincha impide la buena irrigación del apéndice, produciéndose la compresión de los vasos sanguíneos y la necrosis de sus paredes.

Es decir, la  mucosidad que produce constantemente se acumula,  creando una carencia de oxígeno en él y da pie a que se pudra, las bacterias se multiplican rápidamente y hacen que el apéndice se inflame, se hinche y se llene de pus, una infección.

Ante este cuadro se debe intervenir inmediatamente, pues existe el riesgo que  el apéndice se rompa,  causando una peritonitis.

Las posibles causas que dan origen a la  situación de apendicitis, pueden ser:

  • La presencia de  infección viral o bacteriana, que incrementan los tejidos linfáticos
  • Presencia de tumores o lombrices intestinales, que pueden causar la obstrucción.

Prevención

La mayoría de los especialistas en el área de la salud, sugieren algunos pasos que ayudan a la prevención de la apendicitis:

  • Mantener la ingesta de fibra en su dieta diaria, con la finalidad de facilitar los movimientos durante el proceso digestivo. Esta fibra se consigue en la mayoría de las frutas y verduras y de manera especial en los cereales integrales
  • Controlar o evitar el estrés, manteniendo un debido descanso y actividades relajantes.
  • En caso de estar en la fase inicial y en proceso de tratamiento, la ingesta de antibióticos es muy importante, porque previenen la multiplicación de microorganismos en el aparato digestivo,  que son los que generan las  infecciones, evitando agravar la enfermedad.

DiagnósticoCuídate de enfermedades: ¿Cómo saber si tengo apendicitis?

Para diagnosticar la apendicitis, el médico se basa en los estudios bioquímicos y los síntomas que el paciente presenta.

El paciente, en la consulta clínica,  debe informar al médico de todas las señales que ha presentado, este le realizará preguntas relacionadas con el malestar, para poder llegar a un diagnóstico más acertado y es muy probable que simultáneamente examine el abdomen del paciente.

Realizará exámenes y  pruebas utilizadas para diagnosticar la apendicitis:

  • Aplicará una exploración física para conocer el nivel del dolor, esta se realiza aplicando una suave presión sobre la zona que duele, liberando repentinamente la presión, en caso de apendicitis, el dolor incrementa.
  • También busca rigidez abdominal y la tendencia a contraer los músculos abdominales como  respuesta a la presión sobre el apéndice inflamado.
  • Otro examen consiste en examinar el recto inferior (tacto rectal) con el uso de un guante lubricado.
  • En caso de ser mujer en edad fértil, les puede indicar el examen pélvico, para descartar  posibles problemas ginecológicos que podrían originar la dolencia abdominal.

La química a investigar, puede ser:

  • Aplicación de análisis de sangre,  con énfasis en el nivel elevado de  glóbulos blancos, indicativo de infección.
  • Estudios  o análisis  de orina, para descartar infección urinaria o un cálculo renal, a través de un uroanálisis .
  • La aplicación de pruebas de diagnóstico por imágenes, con la finalidad de confirmar la apendicitis, se indican una radiografía abdominal, una ecografía abdominal o una tomografía computarizada (TC), que  ayudan a encontrar las causas del dolor.

TratamientoCuídate de enfermedades: ¿Cómo saber si tengo apendicitis?

Generalmente el tratamiento para la apendicitis, comienza con una dosis de antibióticos para controlar y prevenir infecciones, sin embargo, lo que sigue es la extracción del apéndice inflamado mediante  una cirugía.

Esta cirugía de extracción del apéndice es conocida como apendicetomía, puede ser realizada con:

  1. Cirugía abierta, que consiste en una incisión o corte en el abdomen de aproximadamente 5 a 10 cm de largo (laparotomía), esta es casi siempre aplicada en situaciones de riesgo, como es la perforación del apéndice o presencia de absceso (pus), ya que permite la limpieza de la cavidad abdominal.
  2. Cirugía laparoscópica, consiste en pequeñas incisiones pequeñas en el abdomen, por donde se insertan instrumentos quirúrgicos especiales y una videocámara para extraer el apéndice, suele ser la opción más utilizada en personas mayores o con  obesidad, siempre y cuando que no exista una complicación mayor.

También es utilizado como tratamiento, el drenar un absceso (pus) antes de una cirugía de apéndice:

  1. Se realiza mediante el uso de un tubo que es insertado a través de la piel, con la finalidad de extraer  el absceso alrededor del apéndice debido a una perforación del mismo, luego de varias semanas  de haber controlado la infección,  puede realizarse la apendicetomía

Recuperación

Tan importante como el tratamiento, es la etapa de recuperación, pues el cumplimiento de las indicaciones médicas, nos permitirá gozar más temprano que tarde de buena  salud.

Luego de cualquier cirugía y con mayor énfasis si se ha producido la perforación del apéndice, se deben tomar varias semanas para la  recuperación y ayudar a que el cuerpo se cure.

Se sugiere, hacer lo siguiente:

  • En tiempo cercano a la cirugía, se deben evitar  actividades extenuantes.  En caso de haberse realizado  por vía laparoscópica,  la actividad debe ser limitada entre 3 a 5 días, en caso de  apendicetomía abierta, entre 10 a 14 días. Siempre se debe seguir las indicaciones del médico tratante, en relación a la limitación de las actividades y la reanudación a la normalidad.
  • Nunca toses, pero seguro recién operado te vendrán ganas de toser, mantén sostenido el abdomen cuando tosas, puedes poner  una almohada o cojín sobre el abdomen y apretarlo con firmeza pero con suavidad, antes de toser, reír o moverte para mitigar el dolor.
  • Evita el estrés si los analgésicos no ayudan a reducir el dolor, llama al médico,  el dolor causa más estrés a tu cuerpo retrasando el proceso de curación, el médico puede cambiar o dosificar la asignación de los medicamentos.
  • Evita forzar el cuerpo, solo levántate y muévete cuando te sientas en condiciones, poco a poco, vas retomando las actividades, puedes iniciar con caminatas cortas.
  • Descansa cuando te sientas fatigado o cansado, es frecuente que durante el proceso de recuperación presentes más sueño que lo habitual, no te angusties  y descansa cuando tu cuerpo te lo pida.
  • Concurre a tu consulta de control, es importante conocer el nivel de  recuperación y confirmar con el médico tu situación de salud para regresar a tus actividades laborales, esto va a depender de la clase de actividad que se realice.

También se sugiere para recuperarse, realizar actividades de distracción, como puede ser la lectura, escuchar música, conversar con amigos, entre muchas otras,  que no impliquen el uso de la fuerza física.

Cuídate de enfermedades: ¿Cómo saber si tengo apendicitis?, no pretendemos sustituir la consulta clínica, si te has identificado con la información anterior, consulta con tu médico, no dejes pasar más tiempo.

Evalúa este Artículo


Si te ha gustado este artículo sobre Cómo saber si tengo apendicitis te recomendamos los siguientes artículos relacionados: